Enfermedades frecuentes: LEISHMANIOSIS

Enfermedades frecuentes: LEISHMANIOSIS

Compártelo:Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePrint this page

La Leishmaniosis se transmite por la picadura de la hembra de un mosquito llamado Phlebotomo.

Mediante la picadura, introduce en el perro un parasito llamado Leishmania, verdadero responsable de la enfermedad.

Si la mascota contrae la enfermedad pueden aparecer lesiones en la piel o en sus órganos internos.

Ante cualquier sospecha no dudes en llamarnos.

¿Qué hacer para no contraerla?

El mejor modo de combatir la enfermedad es la prevención.

Los mosquitos aparecen en época de calor (primavera y verano principalmente). En estos periodos, debemos extremar las precauciones para evitar que se produzca la picadura: evitando que duerman a la intemperie o instalando mosquiteras y usando repelente contra mosquitos (Collar Scalibor o pipeta mensual Advantix).

Además, en el año 2012 salieron dos productos al mercado indicados para la prevención de la Leishmania:

  • La vacuna Canileish de Virbac: 3 dosis el primer año separadas por 21 días cada dosis, y después una vez al año. No debe ser aplicada en animales menores de 6 meses y se debe separar de otras vacunas recomendadas.
  • El jarabe Leisguard de Esteve: Se administra oralmente en la comida del animal durante 30 días seguidos, descansando 3 meses y repitiendo de nuevo la pauta.Tanto una opción como otra, no elimina la recomendación de utilizar un sistema antipicadura, descrito anteriormente.

Por otro lado, en invierno, tras la época de exposición a la picadura, se aconseja la realización de un test rápido de diagnóstico de la leishmania para intentar detectar animales positivos que hayan podido contraer la enfermedad, para poder así establecer un diagnóstico rápido, cuando el animal aún no manifieste los típicos síntomas.Pregúntanos si tienes dudas.

¿Qué hacer si ya se ha contraído la enfermedad?

Si tienes dudas pídenos cita para que podamos hacer un buen diagnóstico. Con un análisis anual podremos confirmar o descartar la sospecha.

Si el resultado fuese positivo valoraremos la posibilidad de un tratamiento adecuado dependiendo del estado general de la mascota.

Por eso es tan importante hacer un análisis anual mediante una sencilla prueba.

Comentarios cerrados.